Disminuyamos el consumo de grasas saturadas y grasas trans - RepublicadelGuaira.com - Noticias del Paraguay y el Mundo

Post Top Ad

Disminuyamos el consumo de grasas saturadas y grasas trans

Comparte

 

La ingesta diaria de tan sólo 5 gramos de grasas trans aumenta en un 25 % el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, según últimos estudios realizados por la OMS.

Se recomienda reducir el consumo de carnes con grasa, frituras y leche entera, y optar por productos descremados, frutas, verduras, cereales, legumbres secas, aceites de origen vegetal en la preparación de las comidas, e ingerirlos en su forma natural.

Las grasas o lípidos son sustancias químicas formadas por ácidos grasos que proporcionan energía al organismo. Cumplen varias funciones, como ayudar a absorber las vitaminas liposolubles (A, D, E, K); además, forman parte de la composición de las hormonas. Los ácidos grasos son pequeños compuestos que forman las grasas y los aceites.


¿Cuáles son las menos recomendables en la alimentación?

Dentro de su amplia clasificación, se pueden mencionar a aquellas cuyo consumo en exceso tiene efectos negativos para el corazón y la circulación. Por ello, se recomienda consumir en poca cantidad. Éstas son las saturadas, presentes en su mayoría en las grasas de origen animal y las grasas trans, que se encuentran en alimentos industrializados, como la manteca y la margarina, productos de panadería, confitería y pastelería, papas fritas procesadas, entre otros. 


¿Qué son las grasas trans y por qué son perjudiciales para la salud?

Son un tipo de grasas vegetales. Provienen de productos que pasan por un proceso de hidrogenación, que los convierte de estado líquido (insaturado) a sólido (saturado). La industria alimentaria las utiliza para mejorar las características de determinados alimentos y extender su tiempo de caducidad. No tienen valor nutritivo. 

El consumo excesivo de este tipo de grasas causa efectos adversos en la salud humana. Las grasas trans producen un aumento en sangre del colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), conocido como “colesterol malo”, mientras que disminuyen el colesterol de liporoteína de alta densidad (HDL), también llamado “colesterol bueno”, lo que incrementa considerablemente el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. 

Según el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN), los últimos estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) han revelado que el consumo diario de tan sólo 5 gramos de grasas trans, aumenta en un 25% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Por ello, se recomienda disminuir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y grasas trans, esto significa consumir menos carnes con grasa, frituras, leche entera y aumentar la ingesta de alimentos con menos grasa, como los productos descremados, frutas, verduras, cereales, legumbres secas, prefiriendo el uso de aceites de origen vegetal en la preparación de las comidas, e ingerirlos en su forma natural. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario